¿Qué relación existe entre los recientes terremotos de Japón y Ecuador?

Varios millones de sismos ocurren anualmente, pero la mayoría pasan desapercibidos porque son muy pequeños, dice el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés).
La proximidad en el tiempo del terremoto que azotó a la isla japonesa de Kyushu el viernes 15 de abril y el que causó al menos 413 muertos en Ecuador un día después tiene preocupados a muchos. Y esa preocupación ciertamente se ha visto alimentada porque la coincidencia ha llevado a muchos medios a informar sobre otros sismos que en diferentes circunstancias no habrían reportado.

japan_quake

Pero tres terremotos recientes —dos en Japón y la noche del sábado en Ecuador— han causado mucha conmoción debido a su gran destrucción.

El geofísico Paul Caruso del USGSS, aseguro que es muy pronto para decidir  si están relacionados los sismos de ecuador y de Japón «Ha pasado un día del sismo en Ecuador y dos del de Japón, así que no se ha hecho investigación real sobre si esos sismos están conectados», dijo el domingo Caruso .

«Usualmente no pensamos que los terremotos estén conectados de un lado al otro del océano», dijo Carusso, pero hay investigación en este momento sobre «activación remota», la idea de que un gran terremoto puede causar otro a una larga distancia.
La distancia entre Japón y Ecuador es de 15.445 kilómetros.

Ambos terremotos ocurrieron en el área que tiene forma de herradura y que la Sociedad Geográfica Nacional define como «una serie de volcanes y lugares de actividad sísmica, o terremotos, en los bordes del Océano Pacífico.

Pareciera más que coincidencia que los terremotos ocurrieran con días de diferencia. Pero también es cierto que la mayor parte de los terremotos del mundo –un 90%– ocurren en el Cinturón de Fuego, según la Sociedad Geográfica Nacional.

Roger Musson, sismólogo del British Geological Survey. explica  «Japón y Ecuador están tan separados uno del otro como es posible estarlo en este planeta», «Y sus placas tectónicas son diferentes», le dice a BBC Mundo.

anillodefuego

Efectivamente, ambos países están ubicados sobre el llamado «Cinturón de Fuego del Pacífico», pero el terremoto de Ecuador fue causado por la subducción de la placa Nazca debajo de la Sudaméricana.

Mientras que el sismo de Kyushu –que produjo al menos 42 muertos– fue producido por una falla superficial ubicada sobre una placa completamente diferente: la placa Euroasiática.

Y eso también hizo que desde el punto de vista sismológico los dos terremotos también fueran completamente diferentes.

Comparando en intensidad ambos terremotos, el terremoto de Ecuador fue casi 16 veces más fuerte que el que ocurrió en Japón este sábado por la mañana. Ese cálculo sale de la calculadora de la página de USGS.

Ecuador fue sacudido por un terremoto de 7,8, Japón por uno de 7,0. Pon esos números en la calculadora y te dará 15.848. Si te gustan las matemáticas y quieres ver la fórmula, entra al sitio de USGS.

japan_quake

Este terremoto No es el más fuerte de lo ocurrido en ecuador . En enero 31 de 1906, un terremoto de magnitud 8,8 sacudió las costas entre Ecuador y Colombia, generando un tsunami que mató entre 500 a 1.500 personas, según USGS. Ese terremoto fue de 8,2.

En mayo 14 de 1942 un terremoto de 7,8 ocurrió a 43 kilómetros al sur del epicentro del terremoto reciente.

El terremoto de este sábado es el más mortífero que sacude al país desde marzo de 1987 cuando uno de 7,2 mató a 1.000 personas, según USGS.

Terremotos de magnitud entre 7,0 y 7,9 ocurren unas 15 veces al año, según la información que la USGS ha recolectado por décadas. Los más grandes –de 8,0 y más– ocurren una vez al año.

Sin embargo, como sugiere el USGS en su página web, la forma en la que actualmente circula la información puede hacer que mucha gente salte a conclusiones equivocadas.

«El Centro Nacional de Información sobre Terremotos localiza aproximadamente 20.000 terremotos al año, aproximadamente 55 diarios. Y como resultado de las mejoras en comunicación y el mayor interés en desastres naturales, el público ahora se entera de los terremotos más rápido que nunca antes»,

Fuentes  BBC Mundo y  CNN