EL HUMO DE LOS CIGARROS ELECTRÓNICOS CONTIENE COMPUESTOS TÓXICOS

Mucho se ha hablado sobre la alternativa del cigarro convencional. Pero, ¿son realmente más seguros para la salud los cigarrillo electrónicos ? Según diversos estudios, la respuesta es negativa.

Un cigarrillo electrónico (también llamado «vaporizador», «vapeador») es un sistema electrónico inhalador diseñado en su origen para simular y sustituir el consumo de tabaco.

cigarelectronico3Estos dispositivos utilizan una resistencia y batería para calentar y vaporizar una solución líquida. La solución liquida (llamada liquido de vapeo ) puede o no contener aromas y nicotina liquida.

En sus inicios su diseño imitaba los cigarrillos, puros o pipas. En la actualidad tienen un aspecto totalmente diferente que no recuerda en absoluto a los cigarrillos de tabaco.

Los beneficios y riesgos sobre el uso de los cigarrillos electrónicos son objeto de polémica. Los defensores lo presentan como una alternativa al tabaco tradicional con un impacto mucho menor a la salud, o como terapia de reemplazo de nicotina para dejar de fumar.

Los cigarros eléctricos han sido la herramienta principal para que las personas dejen de fumar, lo cual actualmente es objeto de debate debido a los daños que esta alternativa podría causar.

Estos cigarros electrónicos o vaporizadores parecen mucho menos perjudiciales que los cigarros convencionales para aquellos fumadores pasivos, siendo este el argumento principal por parte de las empresas de vaporizadores para defender su uso en lugares públicos.
cigarrilloelectronicotoxico2Pero, ¿realmente son inocuos? Según una gran cantidad de estudios, no lo son. Y ahora, una nueva investigación realizada por el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley en Estado Unidos asegura que el vapor que emiten estos cigarros eléctricos contiene sustancias tan nocivas para la salud como la acroleína y el formaldehido.

En el estudio, los autores utilizaron cromatografía de gases y de líquidos de los cigarros electrónicos.

Y para esto utilizaron dos dispositivos de vaporizadores: uno barato, con una bobina de calentamiento; y uno mucho más caro, con dos bobinas de calentamiento en paralelo.

Los resultados arrojaron que la presencia de compuestos tóxicos en el vapor difería en función de la temperatura alcanzada por el vapor. De esta forma, a mayor temperatura, mayor emisión de componentes tóxicos.

¿Qué hay que hacer para subir la temperatura? Simplemente ¨vapear¨: con cada calada se aumenta la temperatura.cigarlectronico4

Pero también, la emisión de compuestos tóxicos varía en función del tipo de dispositivo, resultando menor en el caso de contener dos bobinas de calentamiento. Y asimismo, depende de la antigüedad o ¨edad¨ del producto, siendo mayor la emisión de productos tóxicos en los dispositivos que han sido utilizados por un tiempo mayor.

Finalmente, los autores del estudio evaluaron el efecto sobre las emisiones del control del voltaje de los cigarros electrónicos. Lo que se produjo es que a mayor voltaje, mayor consumo del ¨líquido electrónico¨ y mayor temperatura del vapor, lo que a su vez supone una mayor transmisión de químicos tóxicos.

Esto no quiere decir que los e-cigarros sean seguros a menores temperaturas. El  estudio muestra  que hay una emisión de compuestos químicos tóxicos a cualquier temperatura en la que se use el dispositivo. Solo que cuanto más elevada es la temperatura, mayor son los tóxicos.

Actualmente hay una gran cantidad de opciones de cigarros electrónicos, donde no solo los dispositivos son diferentes, sino que también tienen distintos tipos de líquidos, pero todos estos comparten dos disolventes comunes: el propilenglicol y la glicerina, cuyo calentamiento provoca emisión de acroleína –un irritante demasiado toxico para los pulmones y formaldehido –cancerígeno.cogarrilloelec1

Estos dos disolventes son considerados seguros cuando de alimentos se trata, pero dado que en los cigarros no se ingieren, no son igualmente seguros. De hecho, los autores detectaron 31 compuestos químicos tóxicos derivados del calentamiento de los disolventes en el vapor. El óxido de propileno y el glicidol, tienen una alta probabilidad de que sean cancerígenos.

Comprender la naturaleza de estos compuestos es muy importante. No solo por cuestiones regulatorias, sino también para fabricar cigarrillos electrónicos menos nocivos, para lo que se necesita saber cuál es la fuente principal de estos cancerígenos.

 

Si te resulta de utilidad esta Información compártela con tu familiares y amigos.