¿Por qué no se debe lavar el pollo antes de cocinarlo?

La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido advirtió que lavar el pollo antes de cocinarlo aumenta el riesgo de propagación de la bacteria campylobacter en las manos, las superficies de trabajo, la ropa e utensilios de cocina a través de la salpicadura de gotas de agua.

Todo el mundo sabe que el pollo crudo carga con bacterias dañinas como la salmonella y listeria. Parece totalmente lógico, pensar, que lo primero que harías es lavar el pollo crudo antes de cocinarlo. Aunque parece lógico, no es del todo seguro. Ciertos estudios han determinado que puede resultar peor que laves el pollo debido a que se incrementa la posibilidad de quedar más contaminado.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Drexel, cuando lavas el pollo crudo, en realidad expandes todas sus bacterias dañinas alrededor de la carne y a cualquier otra superficie.

El lavado del pollo no te deshace de las bacterias, no matas a las bacterias. Sin embargo, hay una posibilidad de que las bacterias se expandan. Este proceso,  se llama aerosolización.

El Campylobacter es la causa más común de intoxicación.

Cuando se lava el pollo crudo, la bacteria sale volando. Las salpicaduras de agua de pollo lavado bajo el grifo, puede transmitir la bacteria a las manos, superficies de trabajo, ropa y equipo de cocina.

Las gotas de agua pueden viajar más de 50 cm en todas las direcciones y se necesitan sólo unas pocas células de Campylobacter para causar intoxicación alimentaria.

El envenenamiento por Campylobacter puede causar dolor abdominal, diarrea severa, fiebre y vómitos.

Los síntomas generalmente se desarrollan entre dos y cinco días después de comer el alimento contaminado, pero la mayoría de las personas se recuperan sin tratamiento al cabo de dos a cinco días.

En algunos casos, la infección por Campylobacter puede causar el Síndrome del Intestino Irritable, la artritis reactiva, aborto involuntario y el Síndrome de Guillain-Barré.

Puede ser mortal en niños pequeños, ancianos y personas que tienen un sistema inmune debilitado, como las personas con VIH y cáncer.

Limpiar el pollo crudo o lavar la sangre visible, no significa que sea más higiénico o elimine bacterias pues  solamente una cocción completa logra esto.

La congelación del pollo crudo reduce los niveles de Campylobacter, pero no lo elimina por completo. La forma más segura de eliminar todos los rastros de Campylobacter es mediante la cocción de pollo a fondo.

El consejo en sí no es nuevo, pero la llamada se ha emitido después de encuestas realizadas por la La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido,  que encuentra el 44% de la gente todavía lavando el pollo antes de cocinarlo.

La encuesta también encontró que mientras la mayoría de la gente (90%) han oído hablar de la salmonella y la E-coli, sólo el 28% de la gente sabe acerca de la Campylobacter. La bacteria  Campylobacter causa más casos de intoxicación alimentaria que la E-coli, listeria y salmonella juntas.

Para Prevenir el envenenamiento por Campylobacter:

  1. Cubre y enfría el pollo crudo

Cubre el pollo crudo y almacénalo en la parte inferior de la nevera para que los jugos no puedan gotear sobre las otras comidas, y contaminarlas con bacterias de intoxicación alimentaria, tales como la Campylobacter.

  1. No lavar el pollo crudo.

Cocinarlo matará cualquier bacteria presente, incluyendo la Campylobacter, mientras que el pollo lavado puede propagar los gérmenes por salpicaduras.

  1. Lava los utensilios utilizados.

Es necesario lavar y limpiar todos los utensilios, tablas de cortar y las superficies utilizadas para preparar pollo crudo. Lávate bien las manos con agua tibia y jabón después de manipular el pollo crudo. Esto ayuda a detener la propagación de la Campylobacter.

  1. Cocina el pollo a fondo.

Asegúrate de que el pollo está muy caliente todo el camino antes de servirlo. Corta en la parte más gruesa de la carne y comprueba que está muy caliente con carne de color rosado y que los jugos salgan claros.

Tratamiento por intoxicación de la bacteria Campylobacter.

El autotratamiento consiste en beber mucha agua y tomar sales de rehidratación oral para evitar la deshidratación, descansar y comer alimentos de fácil digestión si te sientes a la altura. Las infecciones graves pueden tratarse con antibióticos.

Debes buscar consejo médico si tienes cualquiera de los siguientes signos o síntomas:

  • Vómito que dura más de dos días
  • No puedes retener líquidos durante más de un día
  • Diarrea que dura más de tres días
  • Sangre en el vómito
  • Sangre en las heces
  • Convulsiones (ataques)
  • Cambios en tu estado mental, como confusión
  • Visión doble
  • Trastornos del habla
  • Signos de deshidratación grave, como una boca seca, ojos hundidos, e incapacidad para orinar, o disminución de orina con color oscuro y olor fuerte.

Siempre contacta con tu médico de cabecera si adquieres una intoxicación alimentaria durante el embarazo. Pueden ser necesarias precauciones adicionales.

VER EL VÍDEO DE ESTE ARTICULO EN EL SIGUIENTE ENLACE: