CONGELA ÁLOE VERA, GUARDALO EN CUBITOS Y PRESERVA TODAS SUS PROPIEDADES Y BENEFICIOS

En cienciapedia   te hemos hablado muy a menudo de los beneficios del áloe vera, también conocida como sábila. Ahora bien, algo que todos sabemos es que no resulta muy fácil hacer uso de esta planta cuando la necesitamos.

La pulpa del aloe vera es algo gelatinosa, es común que se nos escurra de las manos y, aún más, nunca sabemos cómo conservarla.

Hoy en cienciapedia  queremos enseñarte una forma estupenda y muy sencilla para conservar el áloe vera, y además, aprenderás cómo usarlo de un modo tan práctico y agradable que ya no podrás renunciar a esta técnica increible.

Muchos sabemos acerca de las propiedades que tiene el Áloe Vera, asimismo llamada sábila, puesto que esta planta es muy conocida en todo el mundo.

La mayoría de las personas tienen una planta de áloe para aprovechar sus propiedades y beneficios para la salud , por eso, hoy conocerás de qué forma sacarle el máximo partido al congelar la sábila.

Resulta que la mejor manera de manipular esta planta , y preservarla por más tiempo es congelándola, entonces, no te pierdas cómo debes hacerlo,  es muy simple y útil.

Así que presta mucha atención de los pasos que debes seguir para congelar la sábila , y las  razones para hacerlo.

Cuando se congela la sábila, vas a poder preservar sus propiedades íntegras por más tiempo, y es una forma con la que tendrás esta planta siempre a tu alcance, para emplearla con fines medicinales, e incluso de primeros auxilios.

¿Qué necesitas?

  • Una hoja grande de Áloe Vera.
  • Una  hielera grande para hacer cubitos de hielo.
  • Un cuchillo.
  • Una  cuchara.

Preparación:

  • Corta con el cuchillo una penca de sábila, y retira toda la cubierta superior.
  • Luego, saca con la cuchara poco a poco el gel, y colócalo en una hielera.
  • Lleva la hielera al congelador, de esta forma preserva de manera perfecta y práctica esta planta.

Para incrementar más la eficiencia de esta planta, puedes añadir unas gotas de limón en toda la hielera. Así mismo puedes incorporar también  a estos cubitos vitamina E, así tendrá más propiedades.

¿De qué forma emplear los cubitos de sábila congelada?

En el caso de quemaduras, puedes usar un cubito de sábila en la zona perjudicada justo después de la quemadura.

Sana ampollas ocasionadas por el calzado.

Trata el acné.

Usa como mascarilla casera, deja que se descongele y después mezcla con los ingredientes de tu preferencia.

Si tienes un golpe, puedes emplear un cubito y ponerlo sobre la zona inflamada.

Trata el estreñimiento, solo agrega un cubito de sábila en tu batido preferido, o puedes hacer una infusión con el cubito,  el cual  puedes dulcificar con miel, añade unas gotas de jugo de limón.

Ahora, ya conoces las propiedades y usos, que puedes darle a la sábila congelada.

De ahí que, no dejes de poner en práctica este fácil truco, y mantén todas las ventajas de esta fantástica planta al alcance de tus manos.

Si tómas esta bebida a lo largo de una semana notarás sus beneficios. Como puedes ver la técnica del aloe congelado es tan práctica como sencilla. Es conveniente hacer uso de ella casi cada día.

¿Te animas a probarla? Déjanos tus comentarios.

VER VÍDEO DE ESTE ARTICULO EN EL SIGUIENTE ENLACE :

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *