Si comes ajo y miel por siete días en ayuna, esto es lo que le pasa a tu cuerpo.

El ajo es uno de los ingredientes naturales más utilizados en la gastronomía mundial. Su particular sabor se aprovecha junto con otros condimentos para realzar el gusto de muchos platos.

No obstante, más allá de ser un gran aliado en la cocina, este alimento se ha valorado desde la antigüedad como uno de los mejores remedios para aliviar diversas dolencias.

Gran parte de sus virtudes se le atribuyen a su aporte de alicina, un compuesto activo que favorece el control del colesterol alto, la presión arterial y otras afecciones del sistema cardiovascular.

También se utiliza como tratamiento para los problemas digestivos, las afecciones respiratorias y los hongos.

De hecho, debido a sus propiedades anti inflamatorias y antioxidantes, se distingue como un gran complemento contra la artritis, el cáncer y la diabetes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *