Proyecto Científico para crear sangre de forma Artificial

¿En qué consiste Sangre artificial para transfusiones.?

Cada año, decenas de autobuses recorren numerosas ciudades para que las personas puedan donar sangre. La demanda aumenta, sobre todo en verano, cuando el número de accidentes suele aumentar.
Sin embargo, aún son necesarios más donantes.

Pero
¿Es posible que esto se pudiese resolver gracias a la sangre artificial?

La noticia sobre la posibilidad de crear sangre artificial la podemos encontrar en varios periódicos Digitales.
Esta información se extendió de manera muy rápida.
Tanto que llegó, incluso, a estar presente en diarios como BBC

la razón es que la sangre artificial podría ser la solución a una demanda que, hoy en día, no deja de aumentar.

Investigaciones sobre la sangre artificial.

A pesar de que la posibilidad de utilizar sangre artificial para transfusiones ha llamado la atención de todo el mundo, aún se está investigando sobre si esto puede ser realmente viable o, tan solo, se quedará en un procedimiento experimental.

Científicos de cuatro universidades están trabajando en un proyecto pionero para producción a gran escala de sangre para transfusión en seres humanos.
El proyecto está siendo llevado a cabo conjuntamente con el Servicio Escocés de Transfusión de Sangre para generar glóbulos rojos a escala masiva.

Según los científicos, la generación a nivel industrial de sangre a partir de células madre podría poner fin a los actuales problemas de abastecimiento.

Y también podría asegurar la compatibilidad sanguínea entre el donante y el receptor.

La escasez en los bancos de sangre es un problema que afecta a todo el mundo, debido en parte a la corta vida útil de las reservas sanguíneas.

Esto significa que se enfrentan muchas dificultades incluso para mantener durante tres días un equilibrio de abastecimiento y demanda para transfusiones de rutina.

Por eso varios equipos de investigadores en Inglaterra, Francia, Japón y Estados Unidos también están buscando lo que los científicos llaman el «oro rojo», un sustituto de la sangre humana.

El proyecto escocés está siendo llevado a cabo por las universidades de Glasgow, Heriot-Watt, Edimburgo y Dundee.

Tal como explica la doctora Joanne Mountford, de la Universidad de Glasgow, el programa no intenta desarrollar sangre artificial, sino glóbulos rojos, «similares a los que el ser humano tiene en su organismo, pero producidos en el laboratorio».


Se necesita un trabajo mucho más profundo de investigación y estudios, antes de que la sangre artificial pueda confirmarse como el nuevo método para realizar transfusiones de sangre. este procedimiento , en un futuro, puede ser una manera muy efectiva de salvar miles de vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *