Cómo abrir un coco en unos minutos fácilmente con herramientas simples de cocina

Ahora que es fácil encontrar cocos en las fruterías de los supermercados es una pena no usar coco fresco para nuestras recetas o para hacer leche de coco casera.

En un verano tan caluroso es necesario que recuperemos lo electrolitos perdido con el calor y no hidratemos de la mejor manera posible. Por lo que resulta muy impòrtante para mantener una salud al 100% ingeri líquidos con la cantidad de nutrientes necesarios.

El agua de coco resulta ser una bebida muy beneficiosa para nuestra salud. Pero por lo genral no nos gusta pelar el coco, siempre pensamos que es algo dificil y que necesitamos herramientas especiales.

Hay dos métodos que funcionan bien para abrir el coco y separar dos mitades y son usando un martillo o calentándolo en el horno, aunque yo por rapidez y ahorro de energía prefiero usar siempre la primera opción.

En ambos casos empezamos por extraer el agua del interior del coco, para que esté rico, debemos elegir el que más pese de todos los que tengan el mismo tamaño. Para recuperar el agua tenemos que abrir un agujero en uno de los tres “ojos” que tiene el coco. De esos tres, hay dos que  son muy duros de perforar y un tercero que es mucho más blandito, así que vamos probando hasta dar con él y abrimos un agujero ayudándonos de la punta de un cuchillo pequeño o de un sacacorchos.

Por ese agujero podremos sacar el líquido sin dificultad. Es conveniente sacarlo a través de un colador para que no nos caigan astillitas de la corteza.

Y ahora viene lo bueno, sostenemos el coco con una mano y con la otra vamos dando golpes con un martillo a la parte central del coco hasta que se agriete y acabe partiéndose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *