Hojas de Mango – Remedio eficaz para la diabetes.

Hojas de Mango un Remedio eficaz para la diabetes.
Continúa leyendo…

 

7 beneficios del jugo de áloe vera

  1. Ayuda a mantener la vista al 100%
    La vista es uno de los sentidos más delicados, y suelen dañarse con facilidad, además hay muchas enfermedades y problemas de la visión que si no se tratan pueden terminar en la ceguera total, en la actualidad existen algunos remedios con aloe vera para restaurar tu vista.
  2. Ayuda a recomponer la flora bacteriana normal.
    Como hemos visto algunas veces, en los intestinos tenemos una serie de bacterias (flora normal) que no solo no nos enferman, sino que son fundamentales para una normal digestión. Su presencia no solo es deseable, es necesaria. Luego de algunos procesos infecciosos o luego de algunos tratamientos medicamentosos, esta flora se puede alterar. Reconstruirla es clave y el jugo de Áloe Vera es una gran ayuda.
  3. Potencia la acción de varios antioxidantes.
    Los antioxidantes son sustancias que combaten los temibles radicales libres, los cuales se forman con el paso del tiempo. Los radicales libres no solo son responsables del envejecimiento, sino que de muchas de las enfermedades degenerativas tan relevantes como varias formas de cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Si queremos cuidar nuestra salud debemos siempre tener en cuenta los antioxidantes en nuestra dieta, y saber como potenciarlos.
  4. Ayuda a la pérdida de peso cuando se realiza una dieta.
    No se trata de que el jugo de Aloe Vera en si mismo nos haga perder peso, pero si estamos realizando una dieta adecuada, además de ejercicios, vamos a perder más peso si bebemos de este jugo. Por otra parte, vamos a obtener todas las demás ventajas, por lo que es altamente recomendable.
  5. Ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y de azúcar en sangre.
    Estas dos variables son fundamentales como factores de riesgo cardiovascular, por lo que se puede decir que reduce notoriamente ese riesgo.
    6.- La sábila ayuda a reducir la inflamación
    Gracias a sus principios activos cuenta con una acción antiinflamatoria penetrando profundamente en la piel. Se le reconoce una acción similar a la cortisona, pues además del efecto antiinflamatorio posee propiedades antialérgicas.
    Al tratarse de un remedio natural carece de los efectos adversos de los esteroides.
    7.- La sábila se utiliza para tratar las quemaduras
    Esta es una de las mejores propiedades de la sábila en la piel. El alto contenido de sustancias antiinflamatorias y antisépticas en la sábila la hace ideal para el tratamiento de las quemaduras. Estos elementos además ayudan al sistema inmunológico a evitar infecciones y favorecen el proceso de cicatrización. Este es uno de los usos más frecuentes del aloe vera.


Varias veces hemos visto aquí las ventajas del Áloe Vera y todo lo que esta maravillosa planta puede tener para nuestra salud. Hemos visto, más que nada, aplicaciones tópicas o locales, las que suelen ser muy eficientes. Tanto para la piel, como para las uñas o el cabello, la aplicación directa de Áloe Vera da resultados fabulosos. Sin embargo, no solo se limita al uso tópico, si bebemos este jugo de Áloe Vera, vamos a conseguir importantes ventajas, como veremos a continuación:
Beneficios del jugo de Áloe Vera

Advertencias:
Si bien el jugo de Aloe Vera es muy recomendable, no se debe utilizar ni durante la gestación ni mientras se está lactando. El jugo de Aloe Vera esta especialmente contraindicado en personas que están recibiendo corticoides. Esto se debe a que se puede producir una drástica y peligrosa disminución de los niveles de potasio.
Esta es una contraindicación formal y que no se debe eludir aportando aparte una mayor cantidad de potasio, ya que el manejo es altamente complicado.

 

Tragando la píldora roja una vez más: Keanu Reeves regresará como Neo en ‘The Matrix 4’

La serie de películas Matrix volverá a la gran pantalla con una cuarta entrega,la que será dirigida por Lana Wachowski y protagonizarán de nuevo los actores Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss.

Dieciséis años después del último deslizamiento en Matrix, Keanu Reeves está listo para caer una vez más por la madriguera del conejo. El actor canadiense repetirá su papel como experto hacker Neo en un cuarto capítulo de la franquicia de The Matrix, que se confirmó ayer. La serie de películas de ciencia ficción comenzó por primera vez hace 20 años, con el lanzamiento de The Matrix en 1999, que también protagonizó a Laurence Fishburne como el capitán rebelde Morpheus y Hugo Weaving como el antagonista Agente Smith.

Los estudios Warner Bros Pictures producirán y se encargarán de la distribución de la futura entrega, que actualmente escribe Wachowski, quien fue el creador de este universo fílmico de ciencia ficción junto a su hermana Lilly en el año 1999.

Además de la cineasta, Reeves y Moss también volveran a sus papeles como Neo y Trinity.

el presidente de Warner Bros Pictures, Toby Emmerich, señaló en declaraciones a Variety, «No podemos contener la emoción de volver a entrar en ‘The Matrix’ con Lana Wachowski»,

«Lana es una verdadera visionaria, una cineasta creativa singular y original, y estamos encantados de que escriba, dirija y produzca este nuevo capítulo en el universo de ‘The Matrix'», aseguró.

Está previsto que la producción de la película comience a principios de 2020, una vez que Wachowski finalice el guión, una tarea en la que también colaborarán el escritor Aleksandar Hemon y el cineasta David Mitchell.

Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss volverán a protagonizar esta nueva entrega.
Por su parte, la hermana de Wachowski, Lilly, quien codirigió la cinta original, no se involucrará en esta entrega, ya que se centrará en su nuevo proyecto, la serie «Work in Progress», detalló la revista Rolling Stone.

En los últimos años han sido varios los intentos de Warner por recuperar el universo de ciencia ficción, y han sido varios los rumores en los últimos meses sobre la continuación de la saga, ahora confirmados.

La última película de Matrix hasta la fecha, The Matrix Revolutions llegó en 2003, aunque se rodó al mismo tiempo que la segunda, The Matrix Reloaded, estrenada en 2002, pero los estudios decidieron separar el lanzamiento en dos cintas diferentes para aprovechar su éxito.

En total, la película original de 1999, The Matrix, así como The Matrix Reloaded, y The Matrix Revolutions, vendieron, según estimaciones de Forbes, un total de 103.547.200 entradas solo en Estados Unidos.

 

Estas son las razones por las que debes empezar a comer la fruta del dragón todos los dias

Si estás en el mundo del fitness o la alimentación saludable, sabes que las frutas son una parte primordial para nuestra dieta. De vez en cuando, una fruta exótica o poco conocida se vuelve el boom alimenticio, debido a sus propiedades y beneficios.

Ese es el caso de la Pitahaya o Dragon fruit. Esta fruta está revolucionando los regímenes alimenticios debido a su calidad de super alimento con múltiples beneficios que te harán querer salir corriendo a buscarla. ¿Quieres descubrir todas sus propiedades?

¿Qué es la pitahaya o fruta del dragón?

La pitahaya, también conocida por muchos otros nombres como pitaya, dragon fruit, fruta del dragón, warakko, yaureros, etc. es oriunda de Asia y Centroamérica y se ha convertido en la favorita de los amantes de la comida sana.

Familia de las cactáceas, la pitahaya se da en zonas tropicales y la época de su producción depende del tipo, siendo las amarillas cosechadas entre enero y marzo, mientras que las rojas y rosadas se producen entre junio y agosto.

Esta fruta, rica en beneficios y propiedades es de lo más exótica y con solo verla ya ofrece un encanto particular. Dependiendo del tipo, puede variar su color entre amarilla, verdosa, púrpura o una combinación de los mismos y cuenta con “espinas” en el exterior que le dan un toque salvaje.

1. Reduce el riesgo de padecer algún tipo de cáncer o sufrir una enfermedad cardiovascular. También ayuda a que tu corazón funcione correctamente.

2. Es muy recomendada para las personas que desean perder peso, porque tiene un bajo contenido calórico.

3. Mejora el tránsito intestinal, por lo que es ideal para combatir el estreñimiento.

4. Es la fruta adecuada para el verano, porque está conformada por bastante agua.

5. Su alto contenido de vitamina C ayuda a la producción de colágeno y glóbulos rojos. También previene la aparición de cataratas o glaucoma.

6. Consumirla una vez a la semana hará que tu organismo tenga más resistencia a las infecciones.

Actualmente, la pitahaya se puede encontrar en algunos mercados y si tienes curiosidad por probarla, consulta y empieza a disfrutar de los beneficios de esta fruta.

 

Glaucoma ladrón silencioso de la vista

¿Qué es el glaucoma?
El glaucoma comprende un conjunto de enfermedades que provocan un daño progresivo e irreversible del nervio óptico. Esta estructura es clave para la visión ya que, a través de ella, las imágenes que capta la retina se convierten en impulsos nerviosos y se transmiten al cerebro para que este las interprete y se genere la visión.
Cuando, debido al glaucoma, se produce una muerte precoz de las células ganglionares de la retina, cuyos axones forman el nervio óptico, este empieza a quedar vació por la ausencia de axones. Como consecuencia, se produce una pérdida de funcionalidad y el campo visual del paciente va reduciéndose, si la enfermedad no se trata a tiempo.

¿Por qué se produce?
El principal factor de riesgo que puede desencadenar un glaucoma es la hipertensión ocular. Por lo general, esta condición ocurre porque, por diferentes causas, el humor acuoso que es el líquido que baña el interior del ojo, no drena correctamente y se acumula, ejerciendo una presión excesiva sobre el nervio óptico y causándole un “daños” que no puede soportar.
Sin embargo, hay personas con la presión interior del ojo elevada que no tienen glaucoma y pacientes con valores normales (menos de 21 mm Hg de presión) que, por el contrario, desarrollan la patología.
Hay que tener en cuenta que el glaucoma no es solo la consecuencia de un defecto “mecánico” del sistema de drenaje del humor acuoso, sino que se trata de una enfermedad que responde a multiples factores y cuyo origen todavía es poco conocido.
Se está investigando en este campo y se sospecha que los problemas vasculares pueden estar asociados a los casos de glaucoma con presión intraocular normal, ya que los vasos sanguíneos del interior del globo ocular son de los más finos del cuerpo y, por tanto, especialmente frágiles.
Por otro lado, la predisposición genética es un factor de peso en determinados tipos de glaucoma, como el primario de ángulo abierto de origen familiar que es el más común o y el congénito que aparece en los primeros meses de nacidos , y el juvenil.

Puedes ver la información completa en el siguiente vídeo: Pulsando aquí

¿Cómo se puede prevenir?
La clave para prevenir el daño irreversible que produce el glaucoma en el nervio óptico es el diagnóstico precoz de la enfermedad para poder controlarla antes de que siga evolucionando.
Dado que en la mayoría de casos no provoca síntomas hasta fases avanzadas de la patología,
se recomienda someterse a revisiones oftalmológicas cada dos años a partir de los 40, edad en la que se activa el proceso degenerativo del ojo y empieza a aumentar la incidencia del glaucoma.
Asimismo, se aconseja que los controles sean anuales en personas con alguno de los siguientes factores de riesgo:
Edad (mayores de 60 años)
Antecedentes familiares de glaucoma
Hipertensión ocular
Miopía o hipermetropía alta
Otras enfermedades oculares, como patologías de córnea, retina, uveítis etc.
Traumatismos oculares
Ángulo iridocorneal (formado por la córnea y la esclera con el iris) estrecho
Raza negra o asiática
Los avances en equipos diagnósticos han contribuido a que el glaucoma se pueda detectar en estadios muy incipientes en la consulta oftalmológica.
Para ello, es fundamental la exploración del nervio óptico, tanto de forma directa, observando el fondo de ojo, como mediante sistemas automatizadas de diagnóstico (OCT y HRT).
Otras pruebas importantes son la medición de la presión intraocular (tonometría), así como el estudio del grosor de la córnea (paquimetría), la exploración del ángulo iridocorneal (gonioscopía) y la cuantificación del campo visual (campimetría).